Imprimir

Trabajamos para conseguir el dinero que necesitamos para vivir. Cada iglesia-comunidad tiene una o varias industrias que le permite vivir y cubrir las necesidades de sus miembros. Trabajamos en actividades relacionadas con la construcción, la industria artesanal, la restauración, el comercio, y sobre todo la agricultura.

Todas las industrias son de nuestra propiedad y son manejadas por nosotros. No trabajamos en empresas ajenas a la comunidad.