Imprimir

Salvar el planeta tierra es una empresa titánica, ¿verdad? Sin algún tipo de cooperación global no vamos a ir muy lejos. Pero antes de tomar dirección alguna, quizá deberíamos considerar la voz de: LA HORMIGA ALIENIGENA

En medio del campo en barbecho de Pello Calahorra, había una vez un gran hormiguero, rebosante de fornidas hormigas rojas. Sumamente inteligentes, estas sofisticadas criaturas constituían una sociedad civilizada, moderna, dotada de gobierno central y universidad donde se enseñaba historia, ciencia, psicología, sociología, filosofía y ciencias políticas. 

Una cálida tarde de primavera una hormiga forastera se acercó. Se trataba de una hormiga negra. Las hormigas exploradoras la detectaron y vigilaban su avance, examinando cada uno de sus movimientos. La extranjera trepó al hormiguero lentamente, de lado, sin forzar la pierna que tenía herida. Inmediatamente se dio aviso al complejo presidencial, que envió un contingente especial al encuentro de la intrusa.

Attachments:
Access this URL (http://docetribus.com/data/Freepapers/La%20hormiga%20alienigena%202012.pdf)Download13256 kB