Doce Tribus
943.63.23.16
 
 
Hola Invitado, login
 

Satisfacción, ¡qué difícil es encontrarte!, ¿dónde estás? Es como si estuvieras siempre fuera de mi alcance. Por todas partes te busco, pero tú tienes una manera especial de eludirme...

Por la expresión pacífica de la cara de una vaca, se diría que ella sí te ha encontrado. Pero en lo que a mí se refiere, parece que suelo equivocarme de hora y lugar para encontrarme contigo... Es difícil imaginar que una vaca pueda hallarte cuando corre por la playa como si fuera un cangrejo. Es evidente que ella te habrá encontrado pastando en un prado verde y fresco, y que cualquier cangrejo en ese mismo prado, estaría ansioso por encontrarse contigo a la orilla del mar, que es el lugar que le corresponde. Estas criaturas te hallan haciendo solamente las cosas para las que, por naturaleza, fueron creadas...

Y entonces, ¿qué pasa con nosotros, los seres humanos?, ¿por qué somos tan diferentes del resto de las criaturas?

Satisfacción, ¿dónde podemos encontrarte? ¿Te acuerdas cuando era joven? Me dijeron que te hallabas en la riqueza, la fama, la aventura, el sexo... No recuerdo quién, ni cuándo, pero alguien me dijo que estabas en un trabajo bien pagado,un plan de pensiones y un seguro de vida que me ayudaría a aliviar el aguijón de la muerte.

Otra persona me dijo que estabas en el amor. En realidad, nadie me dijo qué era el amor..., pero bueno, por aquel entonces creo que era bastante egoísta, ¿verdad? Sé, en lo profundo de mi ser, que no estaba bien. ¿Por qué no somos capaces de amar como debiéramos? ¿Por qué nos mueven fuerzas tan intensas para buscar nuestra propia felicidad...? ¿Cómo podríamos cambiar?

¿Recuerdas cuando solía darme largos paseos buscándote? Me gustaba el monte porque podía escuchar mis pensamientos, y allí tenía breves encuentros contigo. ¡Qué satisfaccion!, pero en el camino a casa siempre te perdía.

Un montón de gente decía que las drogas me catapultarían a otra dimensión... música despertando mis emociones, ritmo y ¡evasión de la realidad!... pero... en verdad... no eras tú... sino un espejismo... una mentira.

Satisfacción, ¿es que no hay una manera mejor? Me dolía pensar que el tiempo pasaba y envejecía sin haber hallado el camino... ¿Recuerdas cómo me frustraba intentando encontrarte... me enfadaba, estaba triste, deprimido, y asustado... todo al mismo tiempo... Bueno, sabes que lamento muchas de las cosas que hice entonces, pero tardé en darme cuenta que el egoísmo no debía ser el camino a ti.

Luego conocí una gente que parecía entenderme... Sabían que no se te puede encontrar persiguiendo metas ambiciosas, en un placer momentáneo..., en el bar... en una iglesia... Ellos sabían que la manera de hallarte es muriendo al egoísmo y viviendo en unidad con el Creador de la vaca, del cangrejo, y de mí mismo. Le llaman Yahshua*...Él sabía dónde encontrarte todo el tiempo. Él tiene la respuesta.

He llegado a conocer a Yahshua mucho más, desde aquel primer encuentro, y así he aprendido algo más acerca de ti, Satisfacción. He descubierto por qué te quedas y por qué te vas. Él me ha enseñado lo que hace que te escondas de la gente. Él te conoce muy bien, porque cuando estaba en la tierra, siempre estuvo satisfecho. Yo sé por qué. Porque aunque fue difícil para Él y le costó mucho sufrimiento, estaba cumpliendo su propósito en el mundo. Ese es el secreto. Y aunque fue tratado brutalmente, nada pudo arrebatarle la paz, ni dejó jamás de amar. Incluso su muerte tenía un propósito:pagar por todos nuestros caminos torcidos. Haciéndolo, abrió el camino para que por fin pudiésemos tenerte siempre, ¡Satisfacción! Supongo que por eso le llamaron “El Camino”... Así que ya no sigo buscándote, porque Yahshua es la fuente de toda satisfacción.

Sol, playas y palmeras no pueden garantizarla porque la verdadera satisfacción viene del corazón...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Avatar
Captcha *
Espera por favor!
Publicaciones recientes